2.4. EL Reinado de Fernando VII

September 9, 2017 | Author: FÉLIX GONZÁLEZ CHICOTE | Category: Spanish Empire, Spain, Politics, Government, Unrest
Share Embed Donate


Short Description

Download 2.4. EL Reinado de Fernando VII...

Description

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

2.4. El Reinado de Fernando VII Para el estudio de este reinado lo dividiremos en tres etapas. El Sexenio Absolutista (1814-1820). * El golpe de Estado de Fernando VII. “El trono y el Altar” Una vez acabada la guerra, las Cortes se trasladan a Madrid y dicen que para aceptar a Fernando VII como rey, éste debe jurar la Constitución. Fernando, mitificado hasta la saciedad y denominado el Deseado, recuperó su trono entre muestras de calor popular y de prestigio. Era el símbolo de los seis años de resistencia y encarnaba grandes expectativas de cambio y mejoras tras una década especialmente penosa. Pero Fernando VII buscó en primer lugar el acercamiento a los círculos más reaccionarios del país, y los viejos absolutistas, que sólo habían tolerado la obra de Cádiz, se aprestaron, entonces a volver a la situación anterior a 1808. Fernando VII llega a España y va a Zamora y Zaragoza, y de allí a Valencia, en esta ciudad recibe el Manifiesto de los persas, un escrito de sesenta y nueve diputados instándole a que implante el Antiguo Régimen y por tanto la monarquía absoluta. Fernando VII deroga la Constitución y da órdenes para restaurar el absolutismo, entrará en Madrid como rey absoluto.

29

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

El golpe de Estado había sido posible gracias al apoyo recibido por el Rey de parte del ejército (generales Elio y Eguía), de la nobleza y del clero reaccionario y, también, de un pueblo llano que creyó firmemente en la voluntad real, y que por tano apoyó las medidas reaccionarias al grito de ¡Viva el rey! ¡Muera la Constitución! EL MANIFIESTO DE LOS PERSAS Señor: era costumbre en los antiguos persas pasar cinco días en anarquía después del fallecimiento de un rey, a fin de que la experiencia de los asesinatos, robos y otras desgracias les obligase a ser más fieles a su sucesor (...) La monarquía absoluta es una obra de la razón y de la inteligencia; está subordinada a la ley divina, a la justicia y a las reglas fundamentales del Estado: fue establecida por derecho de conquista o por la sumisión voluntaria de los primeros hombres que eligieron sus reyes. Así que el soberano absoluto no tiene facultad de usar sin razón de su autoridad (derecho que no quiso tener el mismo Dios); por esto ha sido necesario que el poder soberano fuese absoluto, para prescribir a los súbditos todo lo que mira al interés común, y obligar a la obediencia a los que se niegan a ella. Pero los que declaman contra el poder monárquico, confunden el poder absoluto con el arbitrario; sin reflexionar que no hay Estado (sin exceptuar las mismas repúblicas) donde en el constitutivo de la soberanía no se halle un poder absoluto. Los más sabios políticos han preferido esta monarquía absoluta a todo otro gobierno. El hombre en aquélla no es menos libre que en una república; y la tiranía aún es más temible en ésta que en aquélla. España, entre otros reinos, se convenció de esta preferencia y de las muchas dificultades del poder limitado, dependiente en ciertos puntos de una potencia superior, o comprimido en otros por parte de los mismos vasallos [...] No pudiendo dejar de cerrar este respetuoso Manifiesto en cuanto permita el ámbito de nuestra representación y nuestros votos particulares con la protesta de que se estime siempre sin valor esa Constitución de Cádiz, y por no aprobada por V. M. ni por las provincias [...] porque estimamos las leyes fundamentales que contiene de incalculables y trascendentales perjuicios, que piden la previa celebración de unas Cortes españolas legítimamente congregadas en libertad y con arreglo en todo a las antiguas leyes. (...) 20. Quisiéramos grabar en el corazón de todos, como lo está en el nuestro, el convencimiento de que la democracia se funda en la inestabilidad y la inconstancia; y de su misma formación saca los peligros de su fin (...) O en estos gobiernos ha de haber nobles, o puro pueblo: excluir la nobleza destruye el orden jerárquico, deja sin esplendor la sociedad. 21. La nobleza siempre aspira a distinciones; el pueblo siempre intenta igualdades: éste vive receloso de que aquélla llegue a dominar. 40. En fin, Señor, esta Constitución, firmada el 18 del propio marzo (...) dice: Que la Nación española es libre e independiente y no es ni puede ser patrimonio de nadie, ninguna familia o persona. Y el artículo 14 expresa que el gobierno de la nación española es una monarquía hereditaria: artículos inconciliables. 134. La monarquía absoluta es una obra de la razón y de la inteligencia: está subordinada a la ley divina, a la justicia y a las reglas fundamentales del Estado: fue establecida por derecho de conquista o por la sumisión voluntaria de los primeros hombres que eligieron sus Reyes (...) En un

30

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

gobierno absoluto las personas son libres, la propiedad de los bienes es tan legítima e inviolable que subsiste aún contra el mismo soberano (...) Madrid. 12 de abril de 1814 El texto reivindicaba el carácter limitado del poder del Rey, convertido en un ser mesiánico, infalible, elevado por encima de sus súbditos como personaje intocable y sacralizado. Se defendía la Alianza del altar y el trono, divisa que pasó a significar la unidad entre los estamentos privilegiados y la Corona para detener cualquier cambio en el sistema social y político. Y se aseguraba una supuesta conspiración de liberales, masones y afrancesados para acabar con la Monarquía a la que había que combatir con todas las armas posibles. * Desmontando la obra de Cádiz. Primera represión política de la historia de España: persecución de los liberales y afrancesados. Las primeras medidas del Rey se encaminaron a satisfacer las reclamaciones de quienes apoyaban el golpe. El decreto del 4 de mayo eliminó la soberanía nacional y la institución que la representaba, las Cortes constitucionales. También quedaron derogadas la Constitución de Cádiz y la legislación ordinaria, “como si no hubiese pasado jamás tales actos y se quitasen de en medio del tiempo”, según rezaba el decreto. Así, se anularon las medidas desamortizadoras, los inicios de reforma fiscal o la libertad de imprenta. Se restituyeron los privilegios de la nobleza y de la Iglesia: jurisdicciones, tierras, edificios, derechos, etc. Se restablecieron el Tribunal de la Inquisición y la Mesta, y se permitió incluso el retorno de la Compañía de Jesús. De toda la obra de Cádiz sólo permaneció la abolición de la tortura en el procedimiento judicial, lo que no impidió que en la práctica se siguiera utilizando. El golpe de Estado de mayo de 1814 no era un hecho aislado, en Europa los países que han vencido a Napoleón forman la Santa Alianza (alianza militar para apoyar al absolutismo allí donde peligrase), Fernando VII cuenta con ese apoyo e iniciará una cruenta persecución de liberales que serán reprimidos y acabarán exiliándose en Inglaterra. Es en ese contexto en el que se inscribe la involución política española y la primera represión política de la historia contemporánea española. * Crisis económica y quiebra financiera. En esta etapa el país pasa por dificultades extremas. El mercado nacional es inexistente, el comercio colapsado por la pérdida de las comunicaciones con el imperio colonial, la industria no muestra señales de avances industrializadores y por último, el campo devastado y en un contexto de bajada de precios por las buenas cosechas en Europa. Es una crisis en toda regla, agravada por la restitución de los privilegios estamentales y el restablecimiento de los derechos jurisdiccionales. Pero el principal problema de los débiles gobiernos fernandinos era, sin duda, la quiebra financiera del Estado. Los sucesivos ministros de Hacienda se encontraron con la imposibilidad de gestionar unos ingresos medios de unos 650 millones de reales anuales para unos gastos corrientes de 850, más la amortización e intereses de una deuda que ascendía a 12.000 millones. A los gastos ordinarios había que sumar la reconstrucción tras la guerra y los enormes gastos militares necesarios para sofocar el levantamiento en la colonias americanas. Sucesivos ministros fracasaron en su intento de reequilibrar la situación de la Hacienda al borde de la bancarrota. Los expertos eran conscientes de que la causa del problema estribaba en que la mayor parte de las tierras del país no estaba gravada con impuestos, pero una y otra vez tropezaron con la negativa del clero y de la nobleza a pagar tributos, oposición para la que contaban con el total respaldo de

31

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

un Rey que prefirió cambiar de ministro tras ministro sin encontrar la solución al problema y pedir dinero prestado al exterior, lo que aumentará todavía más el problema. * Pronunciamiento liberales. Frente al absolutismo comienza a desarrollarse una alianza formada por la burguesía, las clases medias y populares con tradición liberal de las ciudades, y una parte del campesinado despojado por los señores. A ello se suma una parte del ejercito, debido a que la oficialidad, que antes de la guerra estaba formada exclusivamente por aristócratas, cambió su composición por exigencias de la lucha; dirigentes guerrilleros hombres de origen campesino o de la burguesía urbana en muchos casos próximos a los liberales alcanzaron por nombramiento de la Regencia o de la Cortes altos cargos militares. Por ello nos encontrarnos con los llamados pronunciamientos militares. Los pronunciamientos para la reposición de la Constitución eran sublevaciones militares con participación de destacamentos ciudadanos. En estos pronunciamientos desempeñaban un importante papel los núcleos liberales agrupados en sociedades secretas. Constituyen un importante número: Espoz y Mina en Navarra, Porlier en la Coruña; Vidal en Valencia. Fueron sublevaciones que fracasaron y generaron una represión mayor, pero en todo caso, era la expresión del malestar político y social en los ámbitos de tradición liberal. Por fin, el comandante Riego se subleva en Cabezas de San Juan (Sevilla) en 1820 con las tropas que se concentraban para sofocar la rebelión en América el 1 de enero de 1820, tiene éxito y recibe el apoyo popular necesario para triunfar, restaurándose la Constitución de Cádiz. El Trienio liberal (1820-1823). El pronunciamiento de Riego en Cádiz fue secundado por otros pronunciamientos liberales en La Coruña, Zaragoza, Barcelona, etc. Ello unido a la pasividad del ejercito, hacen que el rey Fernando VII se quede solo y no tenga más remedio que jurar la Constitución de 1812, “Marchemos todos juntos y yo el primero por la senda de la Constitución”. * División ideológica e inestabilidad política. El periodo del Trienio (marzo de 1820-octubre de 1823) se caracteriza por inestabilidad gubernamental, debida en buena medida a la propia división entre los liberales. Por un lado los liberales moderados que tuvieron el gobierno los dos primeros años son partidarios de realizar la obra de reforma con cierta prudencia, para no agravar las condiciones críticas de la economía, mantener el apoyo de la burguesía y no enajenarse al sector constitucional de la nobleza, y no enfrentarse con los monarcas europeos de la Santa Alianza. Los liberales exaltados, proclamaban la necesidad de acelerar las reformas, acentuar la represión sobre los elementos absolutistas y dejarse de contemplaciones con el monarca, desechando las presiones europeas. A partir de 1822 gobiernan los exaltados, de nuevo quedan abolidos los privilegios de clase, con la supresión de los

32

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

señoríos y la imposición de cargas tributarias a la Iglesia y las medidas contra las manos muertas, abolición de los mayorazgos, obligación de vender las tierras de los conventos de menos de 24 frailes y de las Ordenes Militares. La Inquisición es de nuevo abolida y ya no volverá a ser restaurada. Se empieza a elaborar un nuevo Código Penal. Se crea la Milicia Nacional, que debe estar formada por milicias comunales de voluntarios, pero en la realidad tuvieron bastante dependencia del ejército y pocos voluntarios. Acentuando la desestabilización de régimen tenemos la presión de la calle tanto de radicales exaltados, a través de las Sociedades Patrióticas, la oposición de los Estados absolutistas de Europa, la resistencia del propio Rey que conspiraba secretamente con sectores de la nobleza y de la Iglesia, (el rey utilizaba continuamente el derecho de Veto), incomprensión por parte del pueblo, en especial del campesinado (el cual no reconoció en la Constitución sus tradicionales aspiraciones al reparto de la tierra y la rebaja de los impuestos, y tampoco comprendió las medidas del régimen contra la Iglesia y la reforma fiscal, que le perjudicaban). * Retomando la revolución liberal-burguesa: obra legislativa del Trienio. A lo largo de estos tres años las Cortes aprobaron una legislación reformista que tenía la intención de acabar con el Antiguo Régimen. En el terreno agrario, se emprendió una legislación dirigida a favorecer más a los propietarios rurales y urbanos que al campesinado, cuya decepción fue determinante para explicar la caída del régimen en 1823. Entres sus principales medidas destacan: - Supresión de la vinculación de la tierra (mayorazgos, tierras eclesiásticas y comunales). - Desamortización de la tierra de propios y baldíos con el propósito de dar tierras a militares retirados y labradores con el fin de amortizar la deuda del Estado. Fue un fracaso ya que las tierras las compraron los propietarios más potentados, acentuando las desigualdades. - Desamortización eclesiástica, venta de la tierra de los conventos. - Reducción del diezmo a la mitad, los diputados no se atrevieron a eliminarlo completamente por miedo no arruinar a la Iglesia, lo que provocó el descontento campesino. - Establecimiento de una contribución directa sobre la propiedad que debía aplicarse a partir de 1822. - Política religiosa: Supresión de la Inquisición, la Compañía de Jesús y supresión de las vinculaciones de la tierra de la Iglesia. - Ley Orgánica del Ejército que establecía la subordinación al poder civil, una mejor instrucción y el principio de desobediencia a toda orden que tendiera e atentar contra el orden constitucional. Se restableció la Milicia Nacional, con el objetivo de contar con un cuerpo de defensa de la Constitución de la Constitución. - Reglamento General de Instrucción Pública, que establecía la secularización de la enseñanza como principio, la centralización del sistema educativo, su extensión gradual, su ordenación en tres niveles: primaria, secundaria y superior. Los liberales heredaron el problema de la Hacienda anterior asumiendo la deuda del gobierno anterior e ideando una reforma a medio plazo basada en una Contribución única y directa, un impuesto sobre la propiedad de la tierra, y en los llamados consumos, o impuestos directos, posiblemente hubiera comenzado a resolver el problema pero se puso en marcha en 1823 y, por tanto, incremento el malestar económico de los campesinos ante la inoperancia de los liberales. * Movimientos Contrarrevolucionarios. El fracaso del trienio se precipitó, en realidad, por la acción de movimientos contrarrevolucionarios y la posterior invasión francesa. El intento de golpe militar de 1822, con la

33

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

sublevación de cuatro regimientos de la Guardia Real, y que fue sofocado por el ejército regular y la Guardia Nacional provocó que los radicales se hicieran con el control del gobierno, dirigidos por Evaristo San Miguel. A partir de se incrementó la dualidad: Radicales en el gobierno y movimientos contrarrevolucionarios (fundamentalmente partidas realistas). La oposición al régimen liberal provoca la formación de partidas realistas que plantean una situación de guerra civil en Cataluña, Navarra Galicia y el Maestrazgo. Los insurrectos llegan a dominar amplias zonas del territorio y a instalar una regencia absolutista en la Seo de Urgel en agosto de 1822. La situación se radicaliza a partir de estas fechas. Al gobierno de los exaltados responde el Rey con una actitud provocadora dentro de su competencia constitucional y una actividad conspiradora cada vez más intensa. La toma de posición de la nobleza a favor del absolutismo y el retraimiento de la burguesía preparan la intervención de la Santa Alianza. Las potencias aliadas deciden en el Congreso de Verona (octubre de 1822) intervenir en España, para volver a poner al Rey en la plenitud de sus derechos, esta intervención se le encarga a Francia y 130.000 soldados franceses, llamados los cien mil hijos de San Luis, al mando del Duque de Angulema, atraviesan toda la península y en septiembre logran devolver el poder absoluto a Fernando (se encontraba con el gobierno en Cádiz). Por decreto de 1 de octubre el Rey declara la nulidad de todo lo decidido por la Cortes y el gobierno durante los tres años constitucionales. No se puede dejar de ver dos características fundamentales, en primer lugar la marcha de las tropas francesas por el territorio ha sido un simple paseo militar casi sin obstáculos, lo cual nos hace pensar que el pueblo campesino es absolutista, puesto que no lucha contra unos extranjeros que viene a reponer al rey en sus derechos absolutos. En segundo lugar es necesario ver la actitud cruel y vengativa de Fernando que ejecuta gran cantidad de liberales, lo cual hace que se radicalicen las posturas de los liberales del país y de los que logran huir a Inglaterra. La Década Ominosa (1823-1833). * Nueva represión política de los liberales. El nombre de ominosa procede de la literatura liberal, debido a la brutal represión del Rey a instancias del cual se crearon juntas de purificación y estas extendieron el terror por toda la Península, el ejemplo más destacado es el de la ejecución del propio Riego en 1823, el Empecinado –famoso guerrillero de la guerra de la Independencia- Torrijos… o la de Mariana Pineda en 1831, inmortalizada por Federico García Lorca. Se produce una oleada de persecuciones contra los liberales, especialmente contra los exaltados. En el ejército se organizan Comités Militares que procesaron a todos los miembros con responsabilidades políticas durante el Trienio. Las Comisiones estudiaron un total de 1094 casos; se ejecutó a 132 de los procesados (incluido Riego), y se envió a presidio a 435. Se tratada de desmantelar la oficialidad al completo. Las Juntas de Purificación se encargaron de hacer lo mismo pero a todos los funcionarios, empleados públicos y profesores de tendencia liberal. En cuanto a la

34

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

Inquisición, fue sustituida por Juntas de Fe, que recibieron el encargo de censurar y vigilar todas las publicaciones y opiniones para evitar cualquier tipo de propaganda liberal. Además de estas medidas, se creó el Voluntariado Realista formado por partidarios del absolutismo más rígido, que sustituyeron a la abolida Milicia Nacional y actuaron agudizando la represión en una oleada de “ajustes de cuentas” que se llevó por delante a 80.000 personas. * La obra de gobierno: tenues reformas en la Hacienda. La vuelta al absolutismo no fue, sin embargo, idéntica a la de 1814. No podía ser igual porque era ya evidente que había que introducir cambios si se quería mantener el Antiguo Régimen. El rey da con algunos ministros inteligentes que sanean la hacienda e inician la reconversión de la economía tras la pérdida de las colonias, esta transformación se basará en la explotación de las colonias restantes: Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Es en esta época se redacta el Código de Comercio (1829), se crea la Bolsa (1831) y aparece por primera vez en España la idea de elaborar unos presupuestos generales del Estado. El ministro de Hacienda López Ballesteros si bien no consiguió hacer tributar a los estamentos privilegiados, al menos consiguió que se disminuyeran los gastos hasta 1827. Con todo, al no reconocer la deuda del Trienio y seguir pidiendo préstamos al exterior los intereses de la deuda se elevaron y, en conjunto, en 1830 la deuda no había sido amortizada más que un 7%, mientras que se había multiplicado por siete la deuda exterior. La bancarrota era poco menos que inevitable. * Nuevas intentonas liberales. A partir de 1830 vuelven a producirse conspiraciones liberales, animadas en parte por el triunfo de la revolución en Francia. Las intentonas son abortadas, tanta la de Espoz y Mina en el Norte como la del general Torrijos, que es apresado y ejecutado en Málaga tras ser engañado por el gobernador de la ciudad.

* La derecha de la derecha: Ultrarreaccionarios y orígenes del Carlismo. El mayor foco de tensión de la década le vino a Fernando VII desde su derecha. El gobierno del rey no satisface a los absolutistas que lo consideran muy débil con los liberales. Los absolutistas tampoco están de acuerdo con la postura blanda del rey y se agrupan en torno a

35

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

Carlos María Isidro, hermano del rey y su sucesor al no tener el rey descendencia. Este grupo radical se conocerá con el nombre de Apostólicos y su lema “Dios, patria y rey”. En 1826 aparecen partidas realistas en el norte, formadas por campesinos y dirigidas por militares descontentos y clérigos ultrareaccionarios. Tras la aparición de un Manifiesto de los Realistas Puros en 1826 estalló una insurrección general en el Pirineo catalán, la llamada Guerra de los agraviados que finalmente es vencida con la participación del Fernando VII. La guerra supone la ruptura definitiva del bando absolutista, nace el carlismo. * La crisis sucesoria y la muerte del rey. En 1829 Fernando VII se casa con doña María Cristina y en 1830 nace una niña, la futura Isabel II, para que ella gobierne Fernando tiene que derogar la Ley Sálica que impedía el acceso de las mujeres al trono, los apostólicos, dirigidos por el hermano del rey Carlos María Isidro, no reconocerán la derogación de esta ley, y a la muerte de Fernando VII estallará una guerra entre los partidarios de Isabel (isabelinos) y los partidarios de Carlos María Isidro (a partir de ahora se les conocerá como carlistas, nombre que también se utiliza para designar a esas guerras).

36

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

La emancipación de la América española. Durante los años que hemos estudiado se produce en América una revolución liberal e independentista de carácter liberal similar a la producida en España, fracasado el proyecto “federal” de Cádiz, “Españoles de ambos hemisferios” los americanos se lanzan a su independencia política. La analizamos brevemente teniendo en siempre que es un proceso paralelo y determinante de la política interna peninsular. a) Motivaciones. Los criollos serán los artífices de la independencia de las colonias y serán la élite gobernante de los nuevos países independientes. Entre sus aspiraciones estaban las de conseguir libertad de comercio con todos los países y no sólo con España, los desastres navales de San Vicente y Trafalgar romperán las comunicaciones con América y el libre comercio será la consecuencia más importante de este hecho. Las reformas del XVIII habían aumentado el control de las colonias por los funcionarios españoles, desplazando a los criollos que ahora, en las nuevas circunstancias, esperan su revancha. Por otra parte la Iglesia será otra cantera de revolucionarios, sobre todo cuando se conocen en América las medidas desamortizadoras de Carlos IV o algunos decretos de las Cortes de Cádiz, estos hechos les hará decantarse por el independentismo defendido por los criollos. La independencia de los Estados Unidos es para ellos un ejemplo a seguir. La culta minoría criolla, cabe llamarla burguesía local, hará suyos los ideales de la Ilustración que justificarán plenamente el levantamiento revolucionario y proporcionará la justificación ideológica del movimiento de emancipación. b) Precedentes. Durante la guerra de la Independencia contra los franceses se forman en América juntas similares a las españolas para luchar contra Napoleón, que en un principio reconocen su fidelidad a Fernando VII. Acto seguido los criollos sustituirán a los españoles en la dirección de esas juntas y éstas evolucionarán hasta convertirse en foros para la independencia, contarán con la oposición de funcionarios, indios y españoles, el enfrentamiento posterior es, por tanto, una guerra civil entre americanos. c) Desarrollo. * La primera fase y su fracaso. En 1810 en México Hidalgo y Morelos se levantan por la independencia, sofocado el levantamiento son fusilados por las autoridades españolas. También en 1810 Saavedra proclama la independencia de Argentina. En 1811 Bolívar y Miranda convocan el Congreso de Caracas para la independencia de Venezuela. En 1812 se sublevan en Chile los hermanos Carreras. Tras la Guerra de la Independencia se manda a América al general Morillo para que aplaque los levantamientos, pacifica casi todo el continente, aquí acaba esta primera fase. El esfuerzo español ha sido enorme y dejan de llegar refuerzos. * La segunda fase y el triunfo. Se inicia a mediados de la segunda década del XIX. En 1816 el Congreso de Tucumán declara nuevamente la independencia de Argentina. El general San Martín atraviesa los Andes y derrota a los españoles en Ayacucho, este hecho marca la independencia de Chile. Mientras tanto Perú sigue fiel a España, está en manos del virrey Abascal, pero no podrá aguantar mucho tiempo. En 1820 Riego, con las tropas destinadas a pacificar América, se levanta en Cabezas de San Juan, tal y como hemos visto, a América no llegan refuerzos y Morillo, solo, no tiene más remedio

37

Historia de España 2º Bachillerato

Prof. Félix González Chicote

que pactar con los rebeldes. En España los liberales no le dan importancia al asunto y los españolistas en América quedan aislados. Estados Unidos reconocerá rápidamente a las nuevas repúblicas. En 1821 Bolívar vence a los españoles en la batalla de Carabobo. También en ese año Iturbide declara la independencia de México. Cuando en 1823 interviene la Santa Alianza en España para restaurar a Fernando VII como rey absoluto, el presidente Monroe de los Estados Unidos, ante el temor de que tropas europeas vayan a América, está dispuesto a intervenir si es necesario para ayudar a los rebeldes, se inicia con este hecho algo que será una constante en la política de los Estados Unidos, considerar a los países hispanoamericanos como zona exclusiva de su intervención imperialista (América para los americanos). La última derrota española en Ayacucho a manos de Bolívar y Sucre sellan la independencia definitiva de estos territorios. El antiguo Imperio Español en América se fragmenta en un mosaico de repúblicas, pese a los intentos iniciales de mantener unido gran parte del territorio. La independecia de las colonias no solo cerró tres siglos de unión política entre la metrópoli y América, sino que originó profundas transformaciones a ambas orillas del Atlántico. España se quedó convertida en una potencia de segundo orden y económicamente maltrecha por perder los recursos que venían de las Indias, así como sus ricos mercados. Las nuevas repúblicas fueron presa fácil del neocolonialismo de potencias como Estados Unidos y Gran Bretaña, además las disputas territoriales entre ellas contribuirían a consolidar su identidad nacional.

38

View more...

Comments

Copyright © 2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF